Like Peruesgay en facebook
Peruesgay en twitter
Lez 4 Lez
Men 4 Men
Peru Es Gay
Menu

 
COLUMNAS | OPINIÓN | COMENTARIOS |
 





HISTORIAS XXX


MI PRIMERA VEZ, FUE CON UNA TRAVESTI.

Soy un; o mejor dicho, era un hombre normal, casado y con hijos, hasta que un d√≠a un amigo del trabajo me invit√≥ a una fiesta de despedida de una amiga que regresaba a la Argentina, como mi se√Īora estaba de viaje por Arequipa, fui. La fiesta estaba muy bonita, era a media luz y hab√≠an muchas chicas y chicos, como es normal me hice amigo de una de ellas, era rubia, gordita, blanca, de senos grandes y caderona, era realmente un amor, yo tambi√©n le ca√≠ bien‚Ķ bailamos juntos muchas piezas, conversamos de todo un poco y est√°bamos regularmente tomados; eran aproximadamente las 3 y media de la madrugada y como estaba bastante borracho y adem√°s algo excitado, me aventur√© a besarla, y ella me lo permiti√≥, a partir de ah√≠, no dud√© y me mande con todo.

Ella me dijo que fu√©ramos a un cuarto separado, as√≠ lo hicimos. Entramos y r√°pidamente, me desnude, la bes√©, primeramente en los labios, luego en sus senos, ella se excit√≥, pues gem√≠a como loca, se tiro sobre la cama, yo ya no me aguantaba, me puse un cond√≥n, y la penetre por el trasero. No dure mucho, derrame todita mi leche a su costado, ella se puso encima y m√≠o y me la comenz√≥ a chupar, hasta que se me puso fl√°cida, luego me voltee, ella comenz√≥ a besarme por el cuello, la espalda y por mi ano. Luego sent√≠ que poco a poco, iba introduciendo algo a mi culito. Al inicio, como estaba borracho, no le dije nada, pero despu√©s sent√≠ como ella empezaba a moverse r√≠tmicamente. Met√≠ mi manos por detr√°s de m√≠ y me di cuenta que me hab√≠a penetrado, ten√≠a puesto un cond√≥n en un pene delgado y peque√Īo.

Yo me levante violentamente y le reproche, pero realmente me hab√≠a gustado; ella me apaciguo y me dijo que era un travesti, yo me relaje, empez√≥ a besarme y ca√≠ rendido a sus caricias, me deje penetrar nuevamente. Me hizo el amor como nunca nadie me lo hab√≠a hecho, realmente me gusto. Reci√©n, a los 50 a√Īos me penetraron y reci√©n, a esta edad, me di cuenta que me gustan los hombres. Ella ha viajado a la Argentina y nunca m√°s la he vuelto a ver. A partir de ese suceso, he tratado de buscar una nueva relaci√≥n con un travesti, pero no he podido encontrar uno. Una noche sal√≠ en b√ļsqueda de, aunque sea , un hombre, pues deseaba ardientemente que me penetraran. Indague por el centro de Lima, llegu√© incluso a ofrecerme, hasta que un pata joven de unos 25 a√Īos me acept√≥ y nos fuimos a un hotel.

Nos desnudamos, ten√≠a un pene enorme, despu√©s de excitarnos mutuamente, intent√≥ penetrarme, pero no pudo, mi ano es muy cerradito y me dol√≠a. Despu√©s de intentarlo fallidamente como por dos horas, acabo por encima de mis nalgas. Yo a√ļn sigo en b√ļsqueda de una como la primera, que me haga ver el cielo‚Ķ ojala la encuentre.

Anónimo.





MI PRIMO JOEL..

Hola me llamo Sa√ļl y tengo 26 a√Īos, y bueno, les voy a contar lo que pas√≥ con unos de mis primos. El se llama Joel, y es 10 a√Īos mayor que yo, mide 1.80, guapo, varonil, y musculoso, debido a que hizo servicio militar en la marina, y adem√°s, frecuenta los gimnasios.Cuando yo ten√≠a 10 a√Īos, una vez de casualidad, lo vi desnudo, y bueno, ten√≠a un pene enorme, incluso, en estado de flacidez (18 cm. aprox.). Se lo vi sin que se diera cuenta. Era todo un gal√°n, chica que estaba en su mira, chica que se la llevaba a la cama. As√≠ pasaron los a√Īos, √©l segu√≠a levant√°ndose a cuanta chica se le cruzara enfrente. Siempre se le supo de aventuras con chicas, jam√°s con los de su mismo sexo, por eso es que nunca me atrev√≠ a insinu√°rmele o a sugerirle algo.

Cuando yo ten√≠a a 18 a√Īos, acudimos en familia a una fiesta familiar, en donde bailamos, bebimos, y comimos hasta decir basta. Por esas casualidades de la vida, a m√≠ me toc√≥ dormir en una habitaci√≥n donde hab√≠a una cama de dos plazas, y adivinen con qui√©n, pues con Joel. Pero yo en realidad no esperaba que pasara nada, pues como siempre se le vio con chicas, nunca pens√© que quisiera tener algo con un chico, y menos con uno de su misma familia. As√≠ es que esa noche, pensaba solo en dormir, pero me equivoqu√©.

Ya para acostarnos, me quité toda la ropa, quedando solo en calzoncillos, Joel hizo lo mismo. Miré a su entrepierna y pensé, guau! que bultote se maneja me primo, aunque se notaba que no estaba excitado. Sin decir nada, nos echamos a dormir. Nos acostamos de espaldas uno al otro. No habrían pasado ni 5 minutos, cuando él se volteó y se acercó a mi espalda. Pude sentir su paquete rozando mis nalgas, pero no supuse nada, pues pensé que estaba dormido y lo hacía inconscientemente. Sentí que se quitó el calzoncillo por completo, y cuidadosamente bajó un poquito el mío. Comenzó a rozar su pene flácido sobre mi trasero, yo me arme de valor y me volteé bruscamente. Lo miré directamente a los ojos. No me dejó hablar, de frente me estampó tan tremendo beso al cual, no puse la menor resistencia.

Comenc√© a corr√©rsela con una mano, mientras yo pensaba... guau, el pene con el que tantas veces hab√≠a so√Īado, aquel que hab√≠a visto siendo yo apenas un ni√Īo, y por el cual me hab√≠a masturbado tanto, estaba ahora entre mis manos. No lo cre√≠a, pero mi mano no pod√≠a agarrar todo el contorno de su pene. Yo ya no aguantaba m√°s, dej√© de besarlo y baj√© a ver por fin, su verga, tal como la vez que lo vi desnudo cuando ten√≠a 10 a√Īos. Me la met√≠ toda en la boca y comenc√© a succionarla como loco. Quien jadeaba m√°s de placer, era yo. Sent√≠ su verga crecer, ponerse dura y gruesa, ya no entraba en mi boca, lleg√≥ a medir 21 cm. en total erecci√≥n, ¬Ņpueden creerlo?... ¬°21 cent√≠metros!

Sentí que la cabeza de su endurecido miembro llegaba hasta lo más profundo de mi garganta, que ya no aguantaba más, y se atoraba por la inmensa magnitud del paquetazo que se estaba devorando. El se puso de pie encima de la cama, yo me arrodillé delante de él, mientras se la seguía mamando, ahora era él quien movía sus caderas, penetrando mi boca, estando yo quieto. Luego me acostó boca arriba de la cama, yo puse mi cabeza entre sus gruesas y velludas piernas, mientras Joel penetraba mi boca. Así estuvimos por 5 minutos, hasta que por fin, comenzó a retorcerse, expulsando grandes chorros de esperma en mi boca. Me lo tragué todo, era delicioso, se lo dejé seco, se la mamé hasta que se le volvió a poner dura. En ese instante retiré su verga de mi boca, y me empecé a besarlo con pasión.

El baj√≥ por mi pecho, se detuvo en mis tetillas que ya estaban totalmente erectas, las pellizc√≥, lami√≥, chup√≥, y guau, las mordi√≥ de lo m√°s delicioso. Mientras tanto, se ensalivo dos de sus dedos, y los meti√≥ en mi ano; entraban con regular facilidad. Me quit√≥ por completo el calzoncillo y me puso boca abajo. Me empez√≥ a lamer las nalgas, su lengua se abr√≠a paso en el interior de mi ano, como si tuviera voluntad propia, recorr√≠a mi huequito ansioso. Me lleno todo de su deliciosa saliva, luego me puso en posici√≥n de perrito. Acerc√≥ la cabeza de su pene a mi orificio, y comenz√≥ a lubricar con saliva y con el liquido pre seminal que sal√≠a de su pene, el camino hacia en interior de mis entra√Īas, as√≠ empez√≥ a empujar. Yo ten√≠a miedo, eran 28 cm. de pura carne, pero a la vez me excitaba, y dej√© que todo siguiera su cauce. Comenz√≥ a meter la cabezota y les juro que no sent√≠ dolor, al contrario, sent√≠ un placer incre√≠ble. Joel, al darse cuenta del inmenso placer que me ocasionaba, meti√≥ todo su miembro de un solo golpe, y ah√≠ si sent√≠ dolor, pero estaba tan excitado y tan lubricado, que el dolor instant√°neamente se convirti√≥ en placer.

Comenz√≥ a bombear mi ano, mientras yo jadeaba de pura excitaci√≥n. Se ech√≥ sobre m√≠, comenz√≥ a besarme la espalda, y a pellizcarme mis tetillas, una a una. En eso, sent√≠ que su verga se pon√≠a m√°s gruesa y dura de lo ya estaba. Sent√≠ que convulsionaba, y era porque estaba a punto de reventar, y as√≠ lo hizo. Escupi√≥ chorros y chorros de leche dentro de m√≠, yo sent√≠a como el calor de su esperma inundaba todo el interior de mi cuerpo, mientras gritaba de la excitaci√≥n. Insaciable, √©l segu√≠a movi√©ndose, hasta que su verga perdi√≥ su erecci√≥n. Extenuado, se ech√≥ a mi lado, mientras yo estaba boca arriba con una erecci√≥n, que precisaba atenci√≥n. A mi primo, o mejor dicho, mi ocasional amante, le tocaba dar placer a mi herramienta, ansiosa de su atenci√≥n. Se recost√≥ sobre m√≠ y empez√≥ a morderme las tetillas, y a meterme nuevamente sus dedos en mi ano, a√ļn invadido y lubricado con toda su leche, que facilit√≥ el camino de sus dedos.

Empecé a corrérmela, mientras él mordía mis tetillas, lamía mi pecho y penetraba mi ano, con sus hábiles y experimentados dedos. No paso mucho hasta que yo ya no soporté más y eyaculé como nunca lo había hecho antes.Mis disparos llegaron hasta mi pecho, y el de Joel, llegando inclusive, a alcanzar a nuestros rostros. Joel sacó los dedos de mi ano, y los puso en mi boca, para que chupe el sabor combinado de mi ano con su esperma, y así lo hice, luego con sus dedos me limpiaba el pecho, y me hacía probar toda la leche que yo había eyaculado hace instantes. Nos besamos y nos recostamos a conversar. Me dijo que sentía excitación hacia mí, pero que no se lo dijera a nadie, que tenía que cuidar su reputación.

Le pregunte del porque de nuestro encuentro, y me dijo que sab√≠a que conmigo no se iba a equivocar, y que nadie se la hab√≠a mamado como yo, que nunca hab√≠a eyaculado as√≠. Me dijo: "Siempre observaba tus nalgas, me encantaban, siempre quise algo contigo, pero reci√©n ahora se dio la oportunidad. Tampoco es que quiera ser tu pareja o algo por estilo, pero si quieres, lo hacemos cuando los dos podamos, y cuando t√ļ quieras". Mi respuesta fue un inmenso beso, que fue el inicio, de nuestra ya, c√≥mplice y clandestina relaci√≥n. Sin mentirles, lo hicimos siete veces aquella noche, fue una noche incre√≠ble, fuimos y somos los mejores amantes, y ahora, los mejores amigos.

Marino.





ENCUENTRO POR EL MSN

Hola a todos. Soy de Trujillo, tengo 21 a√Īos y bueno, mi historia empieza as√≠. Conoc√≠ a un pata por el Chat. Siempre convers√°bamos por el MSM, hasta que un d√≠a me dijo que quer√≠a conocerme, entonces yo acept√©. El era un poco mayor que yo, ten√≠a 29 a√Īos y bueno me invit√≥ a hacer el amor con √©l, a lo cual yo acept√©, porque me gustaba mucho, lo deseaba, era un hombre atl√©tico, muy varonil, de cuerpo perfecto, de grandes y abultadas nalgas.

Yo quer√≠a que mi sue√Īo de estar con un hombre como √©l, se haga realidad. Me propuso ir a un hotel, en donde una vez estando en la habitaci√≥n, se acerco y empez√≥ a besarme, primero el cuello, luego en los labios, despu√©s, me alzo en sus brazos y me llevo a la cama. Empez√≥ a sacarme el polo lentamente, luego el pantal√≥n, me beso en todas las partes de mi cuerpo, luego me puso boca abajo y empez√≥ a lamerme el ano con un estilo y una soltura que me volv√≠a loco. Mord√≠a mis nalgas salvajemente, les daba de palmazos, y las apretaba cual masa de harina.

Me pregunto que si era mi primera vez, yo le dije que sí. Sacó un preservativo de su casaca, y me pidió que se lo pusiera. Una vez puesto, me agarro de la nuca violentamente, y empujo su erguido miembro hasta el interior de mi garganta. Luego, me volvió a poner boca abajo, y lentamente comenzó a penetrarme, primero despacio, pues sentía dolor, pero poco a poco, ese dolor inicial, se fue transformando en un celestial placer. Lo disfrute mucho, los hicimos toda la noche, de diversas maneras y en diferentes poses.

Nuestros cuerpos sudorosos, se entremezclaban con nuestras salivas emergentes de nuestras casi demenciales formas de besarnos. Yo le chupe su delicioso miembro, tantas veces aquella noche, que mi boca y mi cuello quedaron adoloridos por el intenso trajín. Acabo en mi cara, esparciendo todo su semen por mi boca, mis labios y mis mejillas.

El penetrante olor a esperma, invadía de una forma excitante, mis fosas nasales. Desde ese día, y cada vez que nos topamos en el MSM, quedamos para encontrarnos, y repetimos la experiencia de aquella noche. Espero que les haya gustado.

Rodolfo.







MI MODELO NUDISTA

Bueno la historia que voy a contar, pasó en el mes de agosto. A mí me gusta mucho el arte, yo pinto y escribo. Una tarde estaba yo reunido con mis amigos del barrio (quienes saben que soy gay), y de broma comente que necesitaba un modelo nudista. Uno de mis amigos presentes aceptó, pero todo quedó ahí. Un lunes donde no hubo nada que hacer en mi trabajo, aproveche el receso para entrar a mi MSM, en donde me encontré con este amigo conectado, hablando y hablando, me salió él de nuevo con ese tema, y me dijo: Quiero que me dibujes desnudo pues, necesito plata.

Yo le respond√≠: ok, anda a mi casa el mi√©rcoles en la noche, pero ¬Ņen serio te vas a desnudar no?. Si en serio, y de paso me das una chupadita. Nos re√≠mos y le dije que solo quer√≠a que posara para que lo dibuje. Debo mencionar que por lo que conozco a este chico, me parece que no es gay, creo que es bisexual, o como √©l dice‚Ķ "hueco es hueco". Entonces lleg√≥ el muy esperado mi√©rcoles. Llegu√© del trabajo, y √©l ya estaba esper√°ndome abajo del edificio en donde vivo. Subimos a mi casa, hablamos y luego pasamos a la comodidad de mi habitaci√≥n. Se ech√≥ en mi cama y empez√≥ a desnudarse.

No lo pod√≠a creer, el estaba ah√≠ totalmente desnudo, yo estaba a mil, pero bueno, me contuve, saqu√©, mis materiales y comenc√© a dibujarlo. La ten√≠a semi parada, estaba algo arrecho, pero bueno, ten√≠a que contenerme y concentrarme en el trabajo que hacia. Cuando termin√©, √©l segu√≠a desnudo, apreciando el dibujo terminado. Mientras lo hacia, empez√≥ a sobarse la verga, yo todo sapo, comenc√© a observarlo, en eso √©l se hecha de nuevo en la cama y me dice: ya chato, aplica. Yo me qued√© helado, ¬Ņqu√© voy a aplicar?, le dije. Ch√ļpala pues, contest√≥. A√ļn impactado, pero todav√≠a con las ganas, me tire sobre esos 20 cm de larga y de gruesa tentaci√≥n.

Fui de frente a probar aquella deliciosa verga que estaba dibujando, y dicho sea de paso, deseando hace buen rato. Sus gemidos comenzaron a poner las cosas más interesantes, hasta que de un momento a otro, él se puso de pie, buscó un condón de su pantalón, se lo puso, se ensalivo su emponchado miembro, y se colocó atrás mío; me bajó muy deliciosamente el pantalón, y comenzó a penetrarme. Dolió al entrar, pero después, el dolor daba paso a un masoquista placer. Gemía como loco, empezó a masturbarme mientras yo le acariciaba sus gruesas y masculinas piernas; lo ayudaba a penetrarme, se movía como todo un experto, siguió y siguió, duro bastante.

Cuando estuvo ya por acabar, se quitó el condón, y eyaculó en toda mi espalda. Yo podía sentir como los chorros de tibio esperma, mojaban todo mi sudoroso dorso. El se inclinó sobre mí, y comenzó a probar y a lamer su propio semen, esparcido por toda mi espalda, fue muy excitante verlo hacer eso. Nos vestimos, y nos fuimos por un par de jugos a un snack, a decidir lo que íbamos a hacer con su retrato. Vaya día de locura, cuándo llegue a mi depa a ver su dibujo, comencé a corrérmela de nuevo. Sin duda alguna, ese nuevo dibujo, tiene historia.

Anónimo.






LA PLAYA

Hola mi nombre es Adri√°n y tengo 21 a√Īos y me considero un chico guapo. Mi historia comienza en el viaje que hice en el verano del 2003 a Miami Florida. Hab√≠a llegado al Aeropuerto Internacional de Miami, y all√≠ estaban mis primos Jhonatan y Dayanara, pero no me percate que tambi√©n estaba Marcuss, un chico espa√Īol de 1.84 metros de estatura, atl√©tico de lindos ojos azules. Sin embargo era un pat√°n con quien no simpatic√© en mi anterior visita por considerarlo un poco imb√©cil y engre√≠do. Fuimos a la casa de mis t√≠os en donde pude tomar una ducha. Esa misma tarde junto a mis primos, Marcuss y dos amigos de mi primo (Joseph, Robert) salimos rumbo a South Beach, rumbo a un apartamento que mis t√≠os hab√≠an rentado para nosotros.

Ya instalados en el apartamento fuimos a un BAR (Nikki Beach) a tomar unos tragos. Las horas corr√≠an muy r√°pido, a mi prima Dayanara se le subieron las copas a la cabeza por lo cual propuse irnos a descansar. Mi primo se apresuro a decirme que no, alegando que el deseaba que la pasara super bien y no quer√≠a arruinar mis vacaciones, as√≠ que le pidi√≥ a Marcuss que se quedara un rato m√°s conmigo, Joseph y Robert se fueron con mi primo dej√°ndome a solas con el pat√°n. √Čl me miro a los ojos y me dijo: ‚Äúse que no soy de tu agrado pero es mejor que empecemos a ser amigos‚ÄĚ. Yo sonriendo le dije no hay de otra. Y seguimos bebiendo el tratando de hacer conversaci√≥n me dijo que no sabia porque jam√°s le permit√≠ que se me acercara, a lo cual yo respond√≠ que era muy atractivo pero que su formar de ser jodia todo.

√Čl me mir√≥ sorprendido pregunt√°ndome "te parezco guapo, es raro que un chico le diga eso a otro‚ÄĚ, uy en esos momentos me puse muy rojo de la verg√ľenza, no supe que hacer o decir. √Čl, m√°s suelto, me dijo que se hab√≠a portado de esa manera porque deseaba entablar amistad conmigo y no sabia como llamar mi atenci√≥n, seguidamente me invito que sali√©ramos a caminar por la arena. Sin pensarlo acced√≠. Ya en orillas del mar con una botella de licor en mano me dijo que le parec√≠a un latino muy rico e interesante, a lo cual respond√≠ con un abrazo y como no se animaba, yo decid√≠ besarlo. Creo que en el fondo siempre me gusto, sent√≠ su cuerpo caliente que se aferraba al m√≠o, sent√≠ sus enormes manos en mi trasero.

Se recostó encima mío besándonos apasionadamente, cuando empecé a sentir un bulto muy grande y rico. Le volví la espalda, él beso mi cuello y procedió a sacarme la playera. Sentí su torso caliente y bien formado junto al mío, extendí mi mano y toque su rico pene, me apresure a quitarme los pantalones y metí mi boca en su rico pene. Lo que sentí es algo que no puedo describir, era la primera vez que me acostaba con un hombre, siempre me gustaron pero no me animaba. Marcuss se recostó encima mío lamió mi ano, quería gritar de lo rico que la estaba pasando, pero mucho más rico fue sentir su enorme pene dentro de mi culo.

Se mov√≠a de una forma muy experimentada, sus gemidos de placer eran los de un hombre de voz gruesa y bien varonil. Me pidi√≥ que me volteara y meti√≥ una vez m√°s su pene en mi boca cuando de pronto sent√≠ su rico blanco y caliente semen que inundaba toda mi boca. Al d√≠a siguiente no cruzamos palabra por la verg√ľenza que ambos sent√≠amos, hasta que volvimos a tomar el entro en mi dormitorio sigilosamente y lo hicimos nuevamente. Y desde ese momento cada vez que voy a Miami buscamos la forma de quedarnos a solas para dar rienda suelta a nuestras pasiones.

Adrian.






UN ALBA√ĎIL BIEN DOTADO

Hola a todos. Es la primera vez que escribo esto. Bueno mi nombre es Leonardo y tengo 22 a√Īos y esta es la historia m√°s descabellada que me ha ocurrido. Se trata de un alba√Īil de nombre N√©stor quien vino a construir un nuevo ba√Īo en mi casa. √Čl tiene 21 a√Īos, es un tipo alto de 1.75, blanco con un cuerpo bien formado, en especial tiene un trasero que les juro que parecen siliconas. Deduzco que es bien machito porque tiene su mujer e hijo. Solo se dirig√≠a a m√≠ para hablar de trabajo. Todo paso una tarde cuando hicieron el vaciado de techo de mi ba√Īo. Vino √©l con varios tipos. Terminada la obra me pidieron que les invite unas cervezas.

As√≠ lo hice sin premeditar nada. Lleg√≥ las siete de la noche, y ya todos estaban ebrios. Todos se fueron, y aproveche en llevar a N√©stor a mi sala para seguir tomando. Cuando se acabo la √ļltima botella de cerveza √©l me dijo que quer√≠a seguir tomando y que √©l me invitar√≠a todo, tambi√©n me coment√≥ que siempre quiso ser mi amigo. Salimos a comprar m√°s cervezas. Ya pasadas las doce de la noche, ambos est√°bamos muy ebrios, fue en ese momento cuando me dijo que por qu√© le miraba tanto cuando trabaja, que por qu√© me fijaba tanto en su trasero. Le respond√≠ que porque pensaba que tra√≠a muchos shorts debajo, que su trasero no pod√≠a ser tan grande.

Me dijo que era natural, se bajo el pantalón y short y me dijo que lo tocara para comprobar si era mentira. El pene se me subió a 1000, le empecé a estrujar sus nalgas con fuerza cuando me dijo que si quería eso, primero se la debería de chupar. Sin pensarlo dos veces lo hice. Lamí toda su enorme verga de unos 22 cm. de longitud, de cabeza grande y brillosa que con dificultas entraba hasta lo más profundo de mi garganta. Le pedí que hiciera lo mismo conmigo, pero no quiso. Al ver que me molesté me dijo que esta bien, que me la chuparía. La sensación fue increíble, la chupaba de una forma que uf! Dios, su boca era virgen y wow! me vine en su boca.

Pens√© que se iba a molestar pero fue todo lo contrario, sonri√≥ y me dijo que nunca hab√≠a sentido el sabor del semen. Me dijo‚Ķ‚ÄĚt√ļ ya habr√°s terminado, pero yo soy charapa, y todav√≠a doy para dos m√°s seguidas‚ÄĚ. As√≠ que empec√© a lamer su ano. Dios, se mov√≠a desesperadamente. Luego le met√≠ un dedo, luego dos, as√≠ se dilato al toque y cuando puse la cabeza de mis 19 cent√≠metros en su culito, se asust√≥ y me dijo que le iba a doler. Para calmarlo le dije iba a hacerlo con ternura. Accedi√≥, era bastante estrecho, claro era virgen. Se la met√≠ lentamente mientras √©l gem√≠a de dolor. Luego la saqu√© y chupe su anito de una manera muy acelerada y apasionada.

Al parecer eso le excit√≥ m√°s y empezamos a hacer el amor como dos salvajes. √Čl ped√≠a que le abriera m√°s las piernas porque sent√≠a algo rico en su culo as√≠ lo hice y wow! me vine adentro, mientras el gem√≠a de placer. Me dijo que quer√≠a m√°s. Bueno as√≠ lo hice, un polvo m√°s en su rico culo. Ya cuando le empez√≥ a doler se la saco y me la chupo con una desesperaci√≥n que parec√≠a que quisiera devorar mi pene. Ahora era yo quien quer√≠a sentir su enorme verga en mi culo, as√≠ que le dije que lo hiciera. Sin haber terminado la frase, ya me ten√≠a en la pose del perrito d√°ndome por el culo con una desesperaci√≥n tan agresiva que parec√≠a como si el mundo se fuera acabar ma√Īana.

Ya apunto de acabar, la sacó y eyaculó en toda mi espalda. Los disparos de su rico y caliente semen mojaban todo mi dorso de una manera masiva. Sin embargo él seguía excitado, así que se la empecé a chupar nuevamente. Se vino por segunda vez en mi boca. Que rica experiencia. Así quedamos los dos, recontra satisfechos. Ahora Néstor es mi amante de los fines de semana, hacemos el amor cada vez mejor. Espero les haya gustado esta anécdota, bye.

Leonardo.




HISTORIAS XXX.
Envíanos tu historia a: peruesgay@hotmail.com



 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
 
 
Pie
 
¿Quiénes Somos? - Aviso Legal - Mapa del Site - Foros de Opinión - Colabora con nosotros
 
Peruesgay